¿Pueden los católicos beber alcohol?

Hace unos días publiqué sobre los diez errores que algunos católicos cometen, y uno de los puntos que mas me comentaron en las redes sociales es con respecto al consumo del alcohol.

¿Es pecado beber cervezas (u otra bebida alcohólica) o no?

Antes de entrar en detalles les contaré una anécdota.

Yo asistía a una iglesia evangélica cuando fui invitado a un retiro católico, nadie en la Iglesia sabía que yo me identificaba como “cristiano evangélico” sin embargo el reconocerme pequeño ante el Santísimo sacramento decidí adentrarme en la Iglesia y sus enseñanzas.

Share:
Continue Reading →

Principales errores en la Renovación carismática y como solucionarlos.

Saludos, luego de escribir las primeras dos entregas de este tema, quiero concluir con el análisis de las principales situaciones que pueden surgir en los grupos carismáticos y cuál sería la solución pastoral ante ellos. No se entienda esto como una evaluación detallada de los problemas del movimiento sino una enumeración de las diferentes situaciones con las que se han encontrado muchos presbíteros con los miembros de la RCC.

1. Emocionalismo:

Es una expresión  muy habitual, y no solo sucede en la RCC, sino en cualquier movimiento o asociación de la Iglesia que hagan retiros, confundir la fe con lo emocional, creer que Dios está conmigo porque me siento muy bien, me siento muy feliz, eufórica, loquito, loquita. ¡Qué bien que se está aquí, que chévere, que bacán, que pulenta, que pajita! “No saben lo que dicen” (Lc 9:33-36; Mc 9:5-9).

Si piensan que Dios está cuando uno se siente bien entonces, estamos muy mal. Y cuando vienen las dificultades, los problemas, las crisis, entonces Dios nos ha abandonado, ya no tenemos FE.


2. Anti-intelectualismo y pietismo:

Suponer que la Fe es creer a ciegas. He conocido personas que creen que para dar un tema solo basta una oración y el “espíritu va a hablar a través de ti” o personas que no buscan la formación doctrinal en las actividades que se hacen y cuando se les corrige saltan diciendo “necesitas tener fe para entenderlo” “necesitas vivirlo para que sepas que es”.

En palabras del Padre Salvador Carrillo A “es cierto que la RCC tiene por característica su espontaneidad, pero eso no quiere decir brutalidad, se preparan Intelectualmente para poder dar razón de la FE: Tienen el Seminario de Vida que es el Encuentro vivo con Cristo, luego el curso de formación 1, 2, 3, 4, la Escuela de Vida. Y en mi Parroquia están estudiando los Jóvenes de la RCC, Teología en Chosica. La espontaneidad viene luego de una preparación Remota. Claro para preparar un tema doctrinal se necesita de una preparación mediata e inmediata”

3. Gnosticismo:

Sentirse conocedores de las cosas divinas y por lo tanto perfectos, debido a las experiencias espirituales recibidas. ¡Tenemos el monopolio del Espíritu, ya conocemos a DIOS! Dios no se deja atrapar en nuestra cabecita. (Mc 14:50-51) San Agustín quería tener el conocimiento absoluto de Dios, Un niño cargando agua del mar para meterla en un hoyito le hizo conocer la imposibilidad de atrapar a Dios.

4. Iluminismo:

Aceptar la falsa pretensión de ser iluminado y guiado sólo de lo alto. El Señor me ha dicho esto, el Señor me ha dicho este otro, he visto al Señor que me visitó en mi cuarto. El diablo se me apareció y me llamaba pero soy siervo del Señor. Conviértanse por el Señor me ha dicho que el mundo se va a perder de aquí a tres días. Tengo hilo directo de comunicación con Dios, con la Virgen, con los Ángeles, con los Apóstoles, con los Santos.

5. Independentismo:

Esta es la principal queja de algunos sacerdotes amigos sobre los carismáticos, muchos grupos aseguran depender únicamente del Espíritu, sin estar sujeto para nada a cualquier autoridad desconociendo el carisma jerárquico de la Iglesia.
Su justificación es que El Espíritu Santo es Libre, por lo tanto no necesitamos de curas, de monjas, de Obispos, y hasta tampoco es necesario obedecer al coordinador zonal, ni al responsable.

Esta es una presunción falsa, ya que desconocen realmente al Espíritu Santo, según nuestro credo el ES procede del Padre y del Hijo, ósea depende del padre y del Hijo.

El Padre envía al ES para hacer la Obra del Padre en María (Lucas 1:28-35)

El Espíritu Santo enviado por Cristo para cumplir la voluntad del Hijo (San Juan 20:19-25).
En la Iglesia de Cristo la Presencia del Espíritu Santo es para extender la Obra de Cristo a lo largo de la Historia. El Espíritu Santo no es anarquía ni caos. Si procede del Padre y del Hijo es Orden. El Padre ordenó la creación y el Hijo dependió de la Obediencia al Padre. Quien les escucha a ustedes, me escucha a mí; quien les rechaza a ustedes, me rechaza a mí; y el que me rechaza a mí, rechaza al que me ha enviado.» Juan 10:16.

6. Inmediatismo:

Esperarlo todo de una intervención divina y milagrosa de Dios, cancelando el ejercicio de los medios y de la prudencia humana.

Esto se ejemplifica con frases como: ¡Dios no quiere que sufras, él te va a curar! ¡Ven para de sufrir, Se te van a solucionar todos tus problemas, tendrás abundancia de bienes materiales! Tírate abajo porque dice la Escritura que enviará a sus Ángeles para que te sostengan. Mt 4:3

Que irresponsabilidad, dejarle todo a Dios, para que te solucione todo, falsa ilusión satánica.

Entonces, ¿Dónde queda el sentido del sufrimiento de Cristo? Creen que he venido a traer la Paz? ¿Quieres seguirme? El hijo del hombre no tiene donde recostar la cabeza, toma tu cruz y sígueme Lc 14:27

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Acaso las pruebas, la aflicción, la persecución, el hambre, la falta de todo, los peligros o la espada? Como dice la Escritura: Por tu causa nos arrastran continuamente a la muerte, nos tratan como ovejas destinadas al atadero. Romanos 8:35-36.

7. Fundamentalismo bíblico:

Tomar el texto de la Escritura al pie de la letra sin ninguna norma de interpretación, y aplicarlo de inmediato a las circunstancias presentes. El fundamentalismo Bíblico es demoníaco.

8. Elitismo:

Sentirse superiores, despreciar lo que no es directamente renovación y criticar a aquellos que no comparten las mismas ideas. Nuestro movimiento tiene el monopolio de los carismas, y del Espíritu Santo, es el mejor. Los otros grupos son pichiluhes.

9. Glotonería pseudo-espiritual: (Falsa espiritualidad)

Alimentar una avidez demasiado humana de experiencias espirituales que no son sino experiencia psíquicas. A cada rato “abusar de la Oración de sanación interior para sentirnos espiritualmente llenos”

10. Carismanía:

Reducir la Renovación a una carismanía barata y peligrosa.

11. Indiferentismo ecuménico:

Creer ingenuamente que no hay diferencias profundas entre católicos y otras expresiones cristianas.

En esto me quiero detener, en las últimas semanas que he abordado este tema de la RCC en los grupos católicos de Facebook, he notado que realmente a veces es difícil discernir si están defendiendo a la RCC o a las sectas protestantes pentecostales.

Como dije en mis primeras intervenciones, muchos ya son protestantes sin darse cuenta de ello.

12. Alineación:

Engolosinarse de tal manera de las cosas del Espíritu, que se descuide la urgente participación en el compromiso social cristiano para construir este mundo en el cual vivimos.

Tomado del libro LA RENOVACIÓN EN EL ESPÍRITU SANTO Teología Pastoral de SALVADOR CARRILLO ALDAY, pp. 152-153.


Soluciones pastorales.

Ya tenía unos meses que estaba visitando nuevamente a la Iglesia católica después de ser protestante (sí, fui protestante por si es primera vez que lees mi blog) unos amigos me invitaron a ir a la “asamblea de oración de la RCC” de la Parroquia, era en la ermita El calvario, fui. La verdad, la actividad fue agradable aunque tensa, el coordinador pasó toda la noche observando a la puerta de la Iglesia con la esperanza de que el párroco asistiera a esa sesión. Ya tenían cinco meses que no llegaba el párroco a impartir la formación mensual de la RCC y verlo en la puerta, observando la calle con la esperanza que el vehículo del padre se parqueara me angustió bastante, sentí un pesar por el movimiento y el descuido del presbítero.

Luego conversando con él, me dijo que no le gustaba la RCC, que “el tiempo de los carismáticos había culminado” por eso iba a intentar que desapareciera el movimiento de la parroquia, poco a poco para que no se sienta.

Al poco tiempo me enteré que los carismáticos andaban “desenterrando hechizos” (en mi país existe la creencia que los brujos entierran cosas en tu patio para traerte desgracias por petición de un vecino que te tiene envidia) y haciendo exorcismos. Fue lamentable enterar de esta situación.

Realmente el éxito o fracaso en los grupos de Renovación Carismática Católica (RCC) depende, en considerable parte, del cuidado o descuido que se tenga de ellos. Una realidad evidente es que a la Renovación acude toda clase de personas, en su mayoría carentes de formación religiosa. El hecho, lejos de ser condenable, manifiesta la providencia amorosa del Padre que no cesa de llamar a todo mundo (en particular a los pobres y necesitados, ya sea material o espiritualmente) a participar de las riquezas del Reino.

Las multitudes que iban en pos de Jesús para ser curadas o para escucharlo, o inclusive el grupo de los Doce, ¿acaso habían recibido ya una conveniente formación? Jesús se la tuvo que dar. Él se encargó de formarlos. Es lo mismo que sucede en la Renovación. Los sacerdotes no se deben escandalizar por el hecho de que la gente que acude, atraídos por la curiosidad o tocados por la gracia, no sepan nada. A ellos toca proporcionarles la formación requerida. Es un hermoso campo de labranza, abierto por el Espíritu. La tarea será ardua pero exaltante. A veces habrá que comenzar de cero; pero será causa de honda satisfacción espiritual ver cómo los fieles van creciendo en su vida espiritual y en el conocimiento de la fe.
Ante estas perspectivas, los párrocos deben:


1. Procurar adquirir un conocimiento amplio y rico de lo que es la Renovación en el Espíritu Santo.
2. Estar al tanto de las orientaciones que el Magisterio de la Iglesia, ya sea universal como nacional o diocesano, ha dado o vaya dando a propósito de la Renovación.
3. Recibir suficiente información de los caminos que lleva a la Renovación a nivel diocesano, nacional e internacional: sus logros, sus éxitos, sus problemas, sus dificultades.
4. Impartir a los grupos de Renovación, de acuerdo a las directivas del Papa Pablo VI y Juan Pablo II, una sólida formación doctrinal: bíblica, teológica y espiritual, teniendo en cuenta la Tradición y el Magisterio de la Iglesia.

Tomando en cuenta estas acciones la RCC será un gran instrumento de evangelización en las parroquias, esto aplica también a cualquier otro movimiento, llámese Cursillos de cristiandad, Neo catecúmenos, Emaús, Hijos de Dios. Todos los grupos que Dios ha suscitado en las parroquias necesitan la atención debida y su formación constante.

Esta es la última entrega de este tema, espero con ellos haber abonado al dialogo y discernimiento de lo que es la Renovación y las necesidades pastorales que requieren.

Si te ha gustado comparte.

Posdata: Para los que preguntan sobre la forma empleada en este blog para citar las referencias bíblicas, se debe al uso de una tecnología que reconoce solo los dos puntos para enlazar la referencia con el texto, permitiendo leer el texto citado sin salirse de la página, solo dando clic encima de la cita.


Paz y bien.
Share:
Continue Reading →

Lo que debes saber de la Renovación Carismática

Hace unos días escribí la primera parte de estas publicaciones sobre la Renovación Carismática Católica (si quieres leerlo da clic aquí). En esa ocasión me centré en contarles la historia del Pentecostalismo protestante y por qué no debe de ser confundido con la experiencia de la RCC.

Ahora hablaremos sobre la RCC, su historia y muchos desaciertos que fueron corregidos y otros que aun están presentes.


Sin más empecemos.
Share:
Continue Reading →

Misiones con sentido. Kerigma.

Hace unas años, recién llegado a Quilalí, los miembros del movimiento de Emaús hicieron una misión parroquial y llegaron a la casa que recién alquilaba, les atendí con mucho entusiasmo y conversamos un poco. Me entristeció notar que no llevaban consigo una Biblia, solamente un papel que contenía el “guion de la misión” el cual lo leyeron sin ninguna pericia, solo leerlo y luego explicaron un poco entendiendo al contrario de lo que decía aquel papel. Entendí que aquellos misioneros no estaban preparados para evangelizar.


Meses después en compañía al Padre Freddy López hicimos unas capacitaciones para misioneros, de tal manera que ellos lleven la preparación necesaria antes de salir a tocar casa a casa. Los temas comprendían desde lo elemental de la misión ósea el mensaje, su objetivo, la espiritualidad misionera y además técnicas de abordaje a las personas, detalles desde la postura, la mirada, la vestimenta, cosas que se obvian mucho en nuestros misioneros laicos.

Les compartiré en mi blog los temas que impartimos, y este es el primero:

El Kerigma, el objetivo de la misión.


La misión tiene algunos objetivos pero el principal debe de ser el anuncio del Kerigma, que comprende la primera etapa de la Misión.

1. ¿Qué es eso de Kerigma?

La  palabra  Kerigma  es  una  palabra griega  que  significa  anuncio, proclamación. El  anuncio  cristiano, el kerigma, es el anuncio del núcleo de  nuestra  fe:  es  anunciar  a Jesucristo  Vivo  y  Presente.  Es  el  anuncio gozoso de la presencia de Jesús resucitado entre  los  hombres,  es  el  anuncio  liberador  que asegura  que  la  vida  triunfa  siempre  sobre  la muerte, es el anuncio comprometedor que exige ser testigo de esta presencia.
Divididos en grupos analizaremos:

Grupo 1: Lucas 10:3-12
Grupo 2: Mateo 10:5-15
Grupo 3: Mateo 28:18-20
Grupo 4: Hechos 8:5-13;

Analicemos:

¿Cuál es el anuncio que se debe de dar en las misiones?
¿Qué hacer ante la negativa o problemas que se encuentren en el camino?
¿Cuál es el fruto de las misiones?
¿Qué otro comentario podemos sacar del texto leído?

El Kerigma está marcado por el ministerio, la pasión, la muerte, la resurrección y la glorificación de Jesús. El Kerigma no es del pasado, ni ha pasado. Hoy como ayer, la buena nueva impacta e impresionar a los hombres y mujeres del  mundo  entero.  La  salvación  se  realiza  por  la  fe  en  Cristo  y por el bautismo, que opera el perdón de los pecados y confiere el Espíritu.

Esta  proclamación  que  es  tarea  de  la  Iglesia  hace eternamente presente el acontecimiento de la salvación. El Kerigma actual debe resonar para que Jesús sea reconocido e identificado como  el  Cristo,  Señor,  salvador  universal,  centro  de  la  historia, que invita a cada hombre y a cada mujer a la conversión y a la fe. En otras palabras, el Kerigma consiste en el anuncio gozoso y entusiasta de Jesucristo resucitado, amigo, Señor y Salvador nuestro, invitando a creer en El, convertirse, recibir el don del Espíritu Santo e integrarse en la comunidad y grupos juveniles de sus discípulos.
El  contenido  de  este  anuncio  brota  de  dos  fuentes principales: en primer lugar, el plan de salvación de Dios, tal como nos lo cuentan las Sagradas Escrituras. En segundo lugar, brota también de la predicación de los Apóstoles, como nos la transmiten los Hechos y las cartas apostólicas.

·         Temas del Kerigma:

1.    El Amor de Dios: Un derroche de amor. Dios te ama (1Jn 4:8): Él te asegura que está siempre contigo (Is 43:4-5) y que nunca te dejará (Is 54:10; Is 49:15). Él te hizo a ti (Is 44:2) e hizo para ti un mundo hermoso (Gen 2:4-8): te ha dado todo lo que tienes para que seas feliz, porque te ama (Jer 31:3).

2.    El pecado: Rechazo del amor de Dios. Pero los  hombres  pecamos  y  nos  alejamos  de  Dios (Gen 3:1-24). Por causa del pecado entraron al mundo la muerte (Rom 5,12) y el mal, y por ello hoy los hombres somos infelices (Ez 28:13-16). Por causa del pecado, se ha levantado un muro de  separación  entre  Dios  y  la  humanidad  (Is  59:2;  Rom  3:23).  Pecado  es  toda  falta  (Sal  51:6  a;  Sant  4:17)  voluntaria  (Sant 1:14-15) de amor a Dios; (1Jn 3:10 ; Jn 15:14).

3.    La salvación de Dios: Mi amigo Jesús. Jesucristo  te  puede  salvar (Ef  2:4-6;  Lc  19:10;  1Tim 1:15; 1Jn 4:14) y darte una vida nueva (Jn 10:10; Col 1:20). Él es el único camino para atravesar el muro que te separa de Dios (Jn 14:6). Jesús, que es Dios (Jn 1:1; Jn 20:28; Mc 2:5-7; Jn 10:30), murió en la cruz para librarte de tus pecados (1Pe 2:24-25) y así tengas vida en abundancia (Jn 10:10). Por medio de Jesús, Dios se reconcilió con la humanidad (Col 1:20-22).

4.    Fe y conversión: Conviértete y cree en el Evangelio. Para salvarte, debes creer en Jesucristo (Hechos 16:30-31; Mc 16:16; Hechos 10:43; Hechos 13:38-39), y convertirte (Hechos 2:37-38; Hechos 3:19). Y después, hacer el firme propósito de vivir más cerca de Dios en la oración y cumpliendo su voluntad (Jn 15:14).

5.    Don del Espíritu: Caminar en el Espíritu. El Espíritu Santo es quien nos da la vida nueva en Jesús (Jn 7:37-39; Jn 3:1-5). ¡Pídele a Dios que te de su Espíritu Santo! (Lc 11:13) Él te hará un corazón nuevo (Ez 36:26) y te dará fuerzas para perseverar en esta nueva Vida a las que has nacido (Hechos 1:8).

6.     La comunidad: Reunidos en su nombre. Dios no quiere que sus hijos estén dispersos; quiere que  seamos  una  gran  familia,  un  solo  cuerpo  (Rom  12:5).  Por eso  existe  la  Iglesia,  para  que  todos  los  creyentes  podamos permanecer unidos y apoyarnos los unos a los otros en nuestro caminar por esta vida, como hermanos, rumbo a Dios (Rom 12:6-21). La Iglesia es la gran familia de los hijos de Dios (Hechos 2:42-47).


Al seguir estos pasos hemos hecho el anuncio del Kerigma, debemos de hacer énfasis en los seis pasos ya que si nos quedamos sin el número cinco o seis haremos un anuncio incompleto, uno protestante.

Al final se deben de invitar a estas personas a una actividad central de la misión, y ahí presentarles los grupos, comunidades o retiros que se hacen en la parroquia para que ellos se involucren.

Si te ha gustado comparte, si eres misionero me gustaría me cuentes tu experiencia en la misión. Deja tu comentario y suscríbete.


Paz y bien.
Share:
Continue Reading →

Pentecostales o Renovación Carismatica

Iba en un bus a León, la verdad cuando viajo en buses prefiero ir con mis audífonos escuchando música gregoriana y dormir, pero esta vez iba conversando con un hombre que compartía mi asiento. Llevaba una camándula (rosario) de madera grande, digo, en serio era grande, y su vestimenta muy formal, una Biblia arrugada y sucia en su mano. Era algo confuso para mí, no era cura, tampoco era protestante, pero parecía una extraña mezcla de ambos, constantemente usaba la palabra amen (que ya hemos hablado antes en este blog, da clic aquí si quieres leer esa publicación) y hacia referencias a las manifestaciones del Espíritu santo, pero criticaba las procesiones y las imágenes de María.

Me dije a mí mismo, ¿Es católico o no es católico? Y al consultarle él me respondió de esta manera:

“Yo soy un Pentecostal católico”

¡¡¡ ¿Qué?!!! Los pentecostales católicos no existen.

En esta publicación (dividida en tres partes) abordaremos el movimiento Carismático católico, sus aciertos, sus fallas, y su implicancia en nuestra Iglesia.
Share:
Continue Reading →

¿Quién es el Espíritu Santo?

En realidad es difícil entablar una relación personal con alguien a quien no se le distingue como persona. Eso sucede con el Santo Espíritu de Dios. Es claro, cuando pensamos en Él siempre nos viene a la mente la imagen de una paloma blanca, y en realidad ¿quién puede tener una amistad con una palomita?

Es necesario entender al Espíritu santo como alguien no algo, es una persona no un fuego, tiene personalidad, tiene carácter, tiene propósito, en fin el Espíritu Santo es Dios.

En esta ocasión abordaremos esta verdad revelada, el Espíritu santo es Dios mismo, tercera persona de la Santísima Trinidad, y ya que los Testigos de Jehová junto a otras congregaciones niegan su personalidad y divinidad he decidido usar en esta catequesis la traducción del nuevo mundo, que es la que usan los testigos, claro está que en la cita referencial marcada en azul usted puede dar clic y leerá la versión que usamos. Además, he visto que en los foros de las redes sociales se nos acusa que damos nuestra interpretación personal, esta vez he decidido dejar que la Biblia hable por sí sola, sin mucha interferencia de mi parte.

Sin más empecemos:



El Espíritu santo es Dios.

El Espíritu santo al ser Dios precisamente, goza del don de la ubicuidad, es decir, de poder estar en diversos lugares a la vez. Pablo mismo señala que "en él (Dios) vivimos, nos movemos y existimos" (Hechos 17:28)

Ahora bien, ¿muestra con certeza la Escritura que el Espíritu Santo es Dios? Una vez más vamos a dejar hablar a la Biblia, limitando nuestros comentarios a su mínima expresión.
Mentir al Espíritu Santo es mentir a Dios. (Hechos 5:3-4) El Espíritu Santo es el mismo Yave que habló en el Antiguo Testamento. (Hechos 28:25-26) Ahora bien, lo cierto es que Pablo cita de Is 6:8-9; y allí no se dice que hablara el Espíritu Santo, sino el mismo Yave: " (ls 6:8-9).

¿Se equivocaba el apóstol Pablo al identificar a Yave con el Espíritu Santo?

Hebreos 3:7-11 El autor de la carta a los Hebreos reproduce aquí una extensa cita del Sal 95:7-11, atribuyéndola al Espíritu Santo. Basta ir al Antiguo Testamento para comprobar que el que habla en el mismo es Yave.

El Espíritu Santo es Yave. Por todo lo anterior es fácil de comprender que el Nuevo Testamento identifique al Espíritu Santo de manera clara con el Señor del Antiguo: 2Cor 3:17

Sólo el Espíritu Santo abarca las cosas de Dios. Por todo ello no es de extrañar que en la mente de los autores del Nuevo Testamento, que, como hemos visto, no creían que el Espíritu Santo no fuera Dios ni tampoco pensaban que era una fuerza impersonal, anidara la certeza de que toda la inmensidad de Dios sólo podía ser penetrada por el Espíritu Santo, algo imposible si éste hubiera sido una simple fuerza activa carente de personalidad:
 (1Cor 2:11)  Porque el Espíritu Santo es Dios, se puede blasfemar contra él. Mc 3:29

Tiene personalidad (aunque muchos al leer 1cor 12:13 crean lo contrario, sí, en los foros han dicho que no podemos beber a una persona) Lo cierto es que Pablo, sólo unas líneas antes, ha señalado que los israelitas también bebieron de Cristo, que es un ser personal y también Dios: "Y todos bebieron la misma bebida espiritual, pues bebían de la roca espiritual que les seguía; y la roca era Cristo" (1Cor 10:4)

El Espíritu Santo es un ser personal

El Espíritu Santo enseña y recuerda. "Más el ayudante, el espíritu santo, que el Padre enviará en mi nombre, ése les enseñará todas las cosas y les hará recordar todas las cosas que les he dicho" (Jn 14:26) (VNM). ¿Cómo puede enseñar -la palabra griega didásei utilizada aquí contiene la idea de enseñar como maestro- y recordar todo un ente que no tiene ni personalidad?

El Espíritu Santo da testimonio. "Cuando llegue el ayudante que yo enviaré a ustedes del Padre, el espíritu de la verdad, que procede del Padre, ése dará testimonio acerca de mí, y ustedes, a su vez, han de dar testimonio, porque han estado conmigo desde que principié" (Jn 15:26) (VNM). Tanto el Espíritu Santo como los discípulos de Jesús dan testimonio. ¿Cómo es posible que el primero carezca de personalidad y los segundos no? ¿Cómo es posible que un ente carente de personalidad sea el encargado de instruir a seres que sí la tienen?

"El espíritu mismo da testimonio con nuestro espíritu de que somos hijos de Dios" (Rom 8:16) (VNM).

El Espíritu Santo guía a la Verdad. (Jn 16:13) El Espíritu Santo glorifica. (Jn 16:14) El 

Espíritu Santo dirige la evangelización. “(Hechos 16:6) El Espíritu Santo conduce. (Rom 7:14)

El Espíritu Santo toma decisiones en el seno de la Iglesia. “(Hechos 15:28)
"Presten atención a sí mismos y a todo el rebaño, entre el cual el espíritu santo los ha nombrado superintendentes, para pastorear la congregación de Dios..." (Hechos 20:28) (VNM).

El Espíritu Santo ordena. (Hechos 11:12) (Hechos 13:2)

El Espíritu Santo habla frases enteras. Hemos visto ya algunos ejemplos en los apartados anteriores, pero vamos a citar alguno más: (Hechos 8:29)

Conclusión

Cuando el creyente está solo, es el Espíritu Santo el que intercede por él con unos gemidos que no pueden expresarse en términos humanos; cuando siente la duda, clama al unísono con nuestras almas, recordándonos que tenemos un Padre en el cielo; cuando la Iglesia se zarandea en el mar de la historia, él se presta a guiarla y reparte, sin miedo al derroche, sus carismas para edificación del cuerpo de Cristo. Ese espíritu abrió la puerta de la Iglesia a los judíos del pentecostés llegados de los lugares más remotos de la tierra; se derramó sobre Cornelio, el primer gentil cristiano, y abrió las rutas del evangelio en medio de una sociedad que, como la nuestra de hoy en día, lo necesitaba ardientemente. Ese espíritu enseña y recuerda la palabra y la obra de Jesús, da testimonio y revela. Sin él no seríamos nada, porque él empolló la vida que había en el fondo de las aguas antes de la creación (Gén 1:2). En su nombre somos bautizados, y él nos sostiene en nuestra vida para que, como hijos de Dios, un día podamos estar con Cristo para siempre. No es de extrañar, pues, que los primeros cristianos lo citaran con profusión en sus oraciones y que ansiaran cada vez más su cercanía; y tampoco es raro que el himno cristiano más hermoso quizá de todos los tiempos, el Veni Creator Spiritus esté dedicado y dirigido a él.

Si quieres profundizar más te recomiendo leer el post sobre los dones y carismas del Espíritu Santo.

Próximamente explicaremos el don de lenguas y haré un tema especial sobre algo que vi en un grupo católico del Facebook bajo la siguiente pregunta ¿Pueden haber católicos pentecostales? Me gustararía conocer tu opinión, déjanos un comentario dándonos tu impresión a esta pregunta.

Si te ha gustado comparte en tus redes sociales.

Paz y bien. 
Share:
Continue Reading →